#42. El patinazo de Onlyfans

¡Hola✋!

Soy @alvaroalegriam y me apasiona el mundo de los negocios. Únete a los 1.550 suscriptores que, cada semana, reciben esta newsletter donde comparto mi camino hacia la independencia financiera.


Índice

  • Lo que creo: El patinazo de OnlyFans

  • Lo que me ha parecido interesante:  2 artículos y 1 Twit

  • Totum Revolutum: 1 friendly reminder y 1 podcast

  • Patrocinador: Si estas interesado en patrocinar una edición puedes encontrar toda la info aquí


🙍‍♂️Lo que creo: El patinazo de OnlyFans

Si has entrado en la newsletter creyendo que he abierto una cuenta en OnlyFans, siento decepcionarte.

Lo que quiero compartir contigo es mi análisis sobre los movimientos y decisiones que se han producido entorno a la plataforma durante las últimas semanas y por qué nos debería servir de aviso a todos los que creamos contenido (incluso a los que llevamos la ropa puesta cuando escribimos).

¿Qué es OnlyFans?

OnlyFans es una red social, lanzada en 2016 que, desde sus inicios, estuvo orientada a la monetización de contenidos por parte de sus usuarios.

El modelo es realmente sencillo. Cualquier persona puede crearse un perfil en el que compartir fotos y vídeos con el resto del mundo, estableciendo un precio mensual de suscripción para tener acceso a dicho contenido.

Es exactamente lo mismo que si, mañana, lanzo una versión de pago de esta newsletter y para acceder a ella, tienes que pagar un precio mensual. Solo que en lugar de un texto como aquí, en OnlyFans recibes fotos y vídeos.

Te dejo una captura de pantalla de un perfil de esta red para que te hagas una idea.

¿Qué hace especial a esta red social?

OnlyFans, como Patreon, Ko-Fi y otras plataformas, son una parte esencial de la “creators economy” porque otorgan a los creadores la posibilidad de monetizar directamente sus contenidos.

Es un cambio importante, porque hasta el nacimiento de estas redes, muchos perfiles no tenían medios para poder dirigir y controlar la generación de ingresos derivados de la explotación de su imagen.

Es el caso, por ejemplo, de deportistas de élite (como el Surfista de la imagen anterior) que podían tener legiones de fans en redes como Facebook, Twitter o Instagram pero tenían muy limitadas las alternativas de explotación de esa base de fans. De hecho, en dichas plataformas, las posibilidades de monetización se reducían (ahora la cosa está cambiando ligeramente), exclusivamente, a hacer publicidad pagada para marcas.

Ahora, deportistas como Nathan pueden ganar dinero compartiendo vídeos de sus sesiones de surf, fotografías dedicadas, clases y consejos sobre cómo mejorar en su deporte o cualquier otro contenido que quiera. Explota su propia imagen, sin necesidad de depender de nadie ni de vincularse a una marca.

Pero…

…los deportistas de élite no son el único perfil que tenía pocas posibilidades de explotar directamente su imagen.

Hay otro tipo de perfiles que tenían muchísimo más restringida esta posibilidad y que, en OnlyFans, encontraron el lugar ideal donde desarrollar su propia creators economy: los creadores de contenido para adultos.

Aunque no estaba inicialmente en los planes de los creadores de la plataforma, la realidad es que, a día de hoy, OnlyFans se ha convertido en la red social por excelencia donde cualquiera puede monetizar contenido para adultos, tanto erótico, como explícito.

Y es un éxito.

Desde el punto de vista económico, los números no engañan y a día de hoy, OnlyFans cuenta con más de 130 millones de usuarios y desde su lanzamiento, los creadores han generado más de 4,5 billones de dólares en ingresos.

Desde el punto de vista social, parece que OnlyFans ha ofrecido una alternativa a muchos trabajadores sexuales (hombres y mujeres) que hasta ahora, tenían que explotar sus cuerpos a través de la prostitución, en locales de streaptease o aceptando trabajos que no deseaban en el sector del cine para adultos. Gracias a esta red social, este tipo de perfiles cuentan ahora con una fuente de ingresos que controlan directamente y que les otorga una estabilidad que les permite tomar sus propias decisiones sobre los trabajos que aceptan fuera de OnlyFans. Puedes leer casos reales aquí.

¿Qué ha sucedido las últimas semanas?

Un terremoto que casi hace colapsar por completo la plataforma.

A mediados de este mes de agosto, la compañía lanzó un comunicado estableciendo que

Con el objetivo de asegurar la sostenibilidad a largo plazo de la plataforma y poder continuar albergando a una comunidad inclusiva de creadores y fans, debían evolucionar su guía de contenidos.

Esa “evolución” de la guía de contenidos era, básicamente, comenzar a prohibir la publicación de imágenes sexuales explícitas o, lo que es lo mismo, cargarse de un plumazo el contenido principal de su propia red social.

Pero, ¿por qué se dispararía alguien en el pie de esta manera si parece que todo funciona de mil maravillas?

Porque, como rezaba su comunicado, la viabilidad económica de la plataforma estaba realmente en riesgo.

Y las causas eran, principalmente dos:

  • Por un lado, algunos inversores estaban presionando a la plataforma para que eliminara este tipo de contenido a raíz de la petición, por parte de más de 100 congresistas americanos, de investigar a OnlyFans por, presuntamente, permitir la venta de contenido sexual infantil.

  • Pero, sobre todo, el riesgo radicaba en que, algunas plataformas de pago, habrían amenazado a la red social con prohibir los pagos en su plataforma si no se eliminaba determinado tipo de contenidos. Y esta amenaza no era ningún farol, pues Visa y Mastercard ya lograron obligar a PornHub a eliminar miles de vídeos antes de restablecer los pagos en dicha web.

Una investigación pública en Estados Unidos que espantara a los inversores y, sobre todo, la restricción de pago con tarjeta en su plataforma, eran una amenaza real e inmediata a la viabilidad de la compañía. OnlyFans hizo lo que tenía que hacer o, más bien, lo único que podía hacer para sobrevivir.

Sin embargo, sólo unos días después del primer anuncio, se produjo un inesperado giro de guión. El pasado día 25, la plataforma publicaba un twit en el que afirmaba haber logrado garantizar su viabilidad y anunciaba la cancelación de su cambio de política.

Bueno, entonces todo arreglado ¿no? Personalmente, lo dudo mucho. Lo más probable es que el Twit del día 25 no sea el último capítulo de este caso y casi con toda seguridad, la plataforma acabará por implementar algún cambio en sus guías de contenido.

El problema es que, ahora, la competencia ha olido sangre y es muy probable que aprovechen la debilidad mostrada para tratar de robarle a los creadores quienes, muy probablemente, estén abiertos a explorar otras opciones ahora que saben que, en cualquier momento, su actual plataforma puede dejarles tirados y sin ingresos.

¿Por qué nos debería servir de aviso al resto?

Aunque en mi horizonte no está la idea de dedicarme al contenido sexual para adultos, este caso si me ha servido para recordarme algo muy importante: la creators economy está construida en terreno ajeno (las plataformas) y en cualquier momento, te pueden echar de SU propiedad.

Nada impide que, mañana, la plataforma a través de la que te envío esta newsletter (Substack) lleve a cabo algún cambio en sus condiciones que me impida continuar con la newsletter.

En mi caso, la cosa no pasaría de ser un engorro porque ya estoy muy hecho a la herramienta y porque quizás perdería suscriptores por el camino mientras encuentro una nueva plataforma.

Pero, si en tu caso, obtienes unos ingresos importantes a través de compartir contenido en alguna plataforma; si yo fuera tú, tendría siempre preparado un plan B que te permitiera minimizar lo máximo posible el impacto en caso de que te sucediera algo como lo que casi sucede en OnlyFans.

⭐Lo que me ha parecido interesante

  • Te podrá caer mejor o peor como jugador, pero no hay ninguna duda de que, como inversor, Gerard Piqué es alguien a quién seguir la pista por su buen ojo para los negocios. En este artículo de Forbes te detallan sus principales inversiones.


🌀Totum revolutum

  • Un podcast realmente interesante sobre el proceso creativo que siguió C. Tangana para la elaboración de su último disco.


Y hasta aquí todo por hoy.

Si te ha gustado esta edición, no te vayas sin hacérmelo saber con un ❤️ y sin compartirla con tus amigos y conocidos.

Share

Nos vemos en 7 días.

Un abrazo.

Álvaro